jueves, 3 de mayo de 2012

Flora, Bartolomeu Campos de Queiros







Bartolomeu Campos de Queiros
Ilustrado por Ellen Pestili
Editora Global
San Pablo, 2011
   ISBN: 978-85-260-1612-5




Comencé a leer Flora a pedido de Laly me la mandó en Castellano y en Portugués, la tuve encima un montón de días la lleve de allá para acá y finalmente la leí.
Bartolomeu Campos de Queiros es admirable, recrea el alma de Brasil, el alma de Minas Gerais, el amor a la tierra, a la casa, al campo y lo trasmite.
El libro te da la bienvenida así:

Es preciso valorar el coraje de las semillas. 
Se pudren para inaugurar el fruto.

Y ya entrás en la cadencia, en el ritmo de Mineiro, en el amor casi religioso a la tierra, al fruto de la tierra, a la magia de las semillas. Así como los esquimales nombran la nieve de mil maneras, Bartolomeu logra nombrar, con una prosa poética envidiable, el amor al ciclo de la vida, el amor a la madre tierra, esa Pacha mama que con un amor desinteresado una y otra vez nos regala sus hijos, su origen como dice el texto en portugués.
La tierra es magia, maravilla, poesía contenida…

Ella sabía ser poesía contenida como
las semillas e intensa como lo perenne.
Es preciso adivinar, de la mano
del poder real de la fantasía, lo que
de oscuro hay dentro de un poema…

Flora es una hermosa hija de la tierra y a ella le agradece todo lo que es y lo que será. Con ese espíritu termina el lector este cuento maravillosamente ilustrado por Ellen Pestilli.

No sólo las semillas, sino todas las cosas,
necesitan pudrirse para florecer en primavera.

Como una comida exótica Flora gusta mucho más cuando lo lees lentamente y percibís cada uno de sus palabras.


Sobre el autor:
Bartolomeu Campos de Queirós
Vivió su infancia en Papagaio, pequeño pueblo con sabor a “naranja-sierra-de-agua” en el interior de Minas Gerais, antes de establecerse en Belo Horizonte. Su interés por la literatura y la enseñanza del arte le llevó a viajar mucho por este país.
Bartolomeu hacía sólo lo que le gustaba, no cumplía con los compromisos sociales ni realizaba tareas que no le parecieran importantes. Afirmaba tener alma de gato, lo que le permitió nacer y morir varias veces. “Soy lo suficientemente débil como para que una palabra me hunda, y lo suficientemente fuerte como para que una palabra me resucite.”
En 1974 publicó su primer libro, O peixe e o pássaro, y desde ese momento hizo de su estilo de escritura una prosa poética de la más alta calidad.
Murió en enero de este año dejándonos todos sus libros como una herencia de poesía.

Sobre la ilustradora:
Ellen Pestili
Estudió dibujo y pintura en la Escuela de Bellas Artes de Saint-Thomas-d’Aquin, en Quebec, Canadá, donde impartió clases de dibujo para niños y adolescentes. Es veterinaria y ha realizado investigaciones en Educación Ambiental. 
Hace unos años, comenzó a ilustrar libros.
“Ilustrar Flora fue otro descubrimiento. Descubrimiento de una nueva forma de ver las semillas, los árboles, la vida. También de una nueva técnica: el collage de semillas sobre madera. El poema me ha inspirado todo el tiempo para crear, buscar semillas, elegir el mejor lugar para situarlas en la ilustración, acentuando la vida. Así es como me gusta trabajar: pegando, pintando, bordando, jugando”.
Visita el sitio web de la ilustradora: www.ellenpestili.com

Carola Martinez
www.dondevivenlibros.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada