miércoles, 15 de mayo de 2013

El Mágico Mundo de los Dragones.



Autor: Máximo Morales
Ilustraciones: Fernando Molinari
Nº de páginas: 136 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9789507541759

¿Qué es un dragón?

   Dentro de toda variedad de criaturas mágicas y mitológicas que pueblan la imaginación popular, los dragones ocupan un lugar de privilegio. Diferentes culturas les conceden distintos significados, poderes, aspectos particulares, pero en cada una de ellas su nombre es legendario.
   La figura del dragón, tal como la conocemos actualmente: cuerpo cubierto de escamas, dos o cuatro garras, gigantescas alas de murciélago que surgen de sus hombros, lengua bífida, cuernos, aguzados colmillos y aliento flamígero, proviene de grabados y descripciones de origen medieval europeo.
   Pero si se comparan de forma y el significado que le adjudican al dragón diversos pueblos del mundo, se observará que, si bien esta criatura posee una esencia mágica común en todos ellos, en cada lugar tiene características físicas y simbólicas propias.
   En Oriente, por ejemplo, el dragón tiene una fisonomía más parecida a la de una serpiente alada y un significado más elevado que en Occidente.
   En las culturas de la Mesopotamia, el dragón es visto como una criatura acuática, más parecido al cocodrilo.
   El dragón occidental, que siempre ha sido concebido como 
un ser malvado (Borges nos recuerda que San Agustín dice que el Diablo "es león y dragón, león por el ímpetu y dragón por la insidia"), está asociado a la oscuridad y tiene su madriguera en la tierra.
   En cambio en China, el dragón, es una criatura aérea que tiene su nido en las aguas, produce tormentas ( por lo tanto, también puede producir viento o invocarlo) y es el portador de las lluvias.
   Se ha llegado a comparar al dragón con la mítica Ave Fénix, por su capacidad de resurgir de sus propias cenizas.
   En síntesis, el dragón se ha convertido en un icono de la fantasía.
   Diversas obras enciclopédicas y bestiarios remiten a un concepto similar de dragón en cuanto en ellos se lo designa como una serpiente de gran tamaño.
    Pero...¿ es el dragón una serpiente? A mi entender, no; sin embargo, en un intento de mantener una mentalidad abierta para incluir en el concepto de dragón a todos los dragones, sin importar de qué cultura provengan, los invito a optar, junto conmigo, por esta definición: una gruesa y alta serpiente con alas y garras (caracterización que incluye desde los dragones europeos, americanos y africanos hasta los orientales). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada